Publicado: 27 de Noviembre de 2016

Son tiempos extraños para la banca. Los tipos de interés interbancarios en Europa están en zona negativa después de que el Banco Central Europeo (BCE) bajara a cero el precio oficial del dinero y emprendiese su carrera de comprar activos financieros. El euríbor a doce meses, el índice que mide el interés de los préstamos entre bancos y actúa como referencia para la concesión de hipotecas, sumará en noviembre su noveno mes consecutivo en negativo con un promedio mensual del -0,07%, una cifra que seguirá erosionando el margen de la banca y abaratando el coste de las hipotecas en España.

Se trata de un nivel que está actuando como reclamo para la petición de nuevo dinero a los bancos por parte de empresas y particulares, lo que comienza a notarse en los volúmenes de nuevas hipotecas. Hasta septiembre, según la última medición del INE, estos préstamos crecieron un 10% interanual, hasta 26.667 operaciones inscritas, que supone la cifra mensual más alta desde enero de 2012 y el doble que las registradas en agosto de 2013 (apenas 12.400), el punto deprimido tras la crisis financiera.Seguir leyendo