Publicado: 29 de Abril de 2019

Llamar a la empresa de armarios empotrados en Oviedo que te colocó el que tienes en casa es lo primero en lo que habrás pensado si te ha surgido un problema con la puerta corredera. ¿Es cierto? Pues bien, es una decisión acertada si realmente no te sientes capaz de solucionarlo tú mismo o si crees que es de tal magnitud que se escapa a tu capacidad.

Es muy común que esta clase de mecanismos, con el tiempo, acaben presentando dificultades para su apertura y cierre, bien porque se termine saliendo la rueda de la guía o porque se acumule suciedad que produzca un atasco en la misma.

Los profesionales de los armarios empotrados en Oviedo están acostumbrados a lidiar con esta clase de situaciones, por lo que no les costará demasiado arreglar tal desaguisado si te pones en sus manos. Ahora bien, tal vez la causa sea tan insignificante que puedas solucionar la papeleta tú mismo sin necesitar la ayuda de terceras personas.

¿Cómo? Muy sencillo. Prueba con los consejos que vamos a brindarte a continuación para ver si dan resultado. Por ejemplo, si has caído en la cuenta de que todo se debe a un atasco intenta utilizar un aspirador para retirar la suciedad acumulada en las ruedas y en las guías, y a limpiar también los herrajes para acabar con esas pelusas que impiden el correcto funcionamiento de estos mecanismos de apertura y cierre.

Si por el contrario observas que el fallo viene producido porque se han salido las ruedas de las guías, entonces tendrás que aflojar los herrajes con un destornillador para volver a encajarlas con mucho cuidado. Puede que el problema esté en que la puerta esté caída o desnivelada, por lo cual tendrás que ajustar los tornillos para subirla o bajarla según corresponda. Si necesitas ayuda, cuenta con Casamuria, nos pondremos a tu disposición.